Buscador de Boletines:

Fósforo, una joya de la Homeopatía Clásica

08 de abril del 2014

FÓSFORO, el comutador del elemento Fuego.

Fósforo es uno de los remedios más usuales en Homeopatía, con numerosas aplicaciones en diferentes campos. En Homeopatía, Phosphorus simboliza el elemento Fuego de la Medicina Tradicional China. Una de las referencias para indicar Fósforo  homeopático es la descripción de la sensación múltiple de calor (Fuego) en diferentes parte del organismo. El Fuego (Re - Huo), desde la MTCH, se caracteriza por su aparición repentina, su dinámica centrífuga, hacia arriba, y el desecante (consuntivo). Con Fósforo, se puede hablar del Fuego Triple:

- Fuego de Hígado, que como resultado, produce desde su evolución centrífuga, dolor de cabeza difuso, enrojecimiento de los ojos, agitación interna de Hígado del viento. Calor, también representa por el elemento fuego representa la plenitud que caracteriza la virulencia del patógeno.

- Fuego gástrico (del estomago) con la quema extrema: hinchazón, sangrado de las encías y la lengua con áspera y espículas en la fisura central.

- Fuego del Corazón que asciende, generando ulceración de la boca y la lengua, con una penetración en la capa de la sangre y la agitación de la Shen (espíritu del corazón). Una de las consecuencias es la aparición de ideas delirantes son ambulatorios en la naturaleza y dependen de Fuego, como indicado por (Su Wen, c. 74).

Algunos síntomas indicativos de Phosphorus, cuando los cuadros corresponden:

  • Enfermo pálido.
  • Postración  mental por pequeñeces.
  • Apariencia enfermiza de delicado.
  • Persona con tórax estrecho.
  • Nervios en malas condiciones.
  • Ligeramente anémico
  • Inquietud, nerviosismo, ansiedad constante.
  • No puede permanecer sin moverse o quedarse quieto.
  • Empeoramiento en la oscuridad, o cuando está solos, y antes de una tormenta.
  • Sensación de quemadora de diferentes partes corporales (boca, estómago, intestino delgado, ano, entre los hombros, columna vertebral, las palmas).
  • Sensación de calor comienza en las manos y se extiende cara.
  • Deseo de alimentos fríos, de helados, que alivian o de agua fría, debido a que se calienta el estómago.
  • Debe comer a menudo, y debe levantarse por la noche para comer.
  • Sensación vaga de debilidad y malestar.
  • Vacío a la cabeza, del pecho, del estómago y todo el abdomen.
  • Tos: agravación por el atardecer hasta la medianoche, peor acostado sobre el lado izquierdo, mejor acostado sobre el lado derecho; el lóbulo inferior derecho se ve afectado con mayor frecuencia.
  • Diarrea profusa, expulsada como si proviniera de una boca de incendios.
  • Diarrea liquida con heces blancas o grisáceas, con partículas como granos de sagú, o bolas de sebo.
  • Taburetes disentéricas, con tenesmo y ano bien abierto.
  • Gran sensación  de vacío, con falta de chispa.
  • Lengua hinchada y roja.
  • Lengua fisurada y roja.

Para sus problemas de salud, consulte a un profesional. Artiículo solo educativo.

PINCHAR PARA ACCEDER A TODOS LOS BOLETINES